domingo, 6 de septiembre de 2009

Aristóteles TEORÍA SOBRE LA MONARQUÍA

Teoría sobre la Monarquía

Aristóteles hace unas reflexiones sobre las clases de Monarquía y sobre la Monarquía absoluta. Para empezar, establece cuatro tipos de monarquías:

· Monarquía lacedemonia, la de Esparta: Que es un generalato vitalicio y hereditario.

· Monarquía de los bárbaros: Poder despótico y legal fundado en la estirpe.

· Monarquía aisymnetía: Que es una tiranía electiva propia de los antiguos griegos.

· Monarquía de los tiempos heroicos: Se elegía por consenso general para asuntos concretos. El rey era general, juez y autoridad religiosa.

Aristóteles añade un quinto tipo que se da cuando existe un solo individuo con un poder soberano sobre todo.

Centrándose en el análisis de esta última monarquía y en la de los lacedemonios, primeramente Aristóteles se pregunta si es más conveniente ser gobernados por las mejores leyes o por el mejor hombre.

La conclusión es que las mejores leyes sirven para situaciones generales y el mejor hombre para resolver caso concretos, haciendo falta una u otra cosa según el caso.

Seguidamente, ¿los casos concretos deben decidirlos un solo individuo, el mejor, o todos? Dice que es mejor que decida una sola mayoría de alma incorruptible y espíritu noble. Prefiere una mayoría compuesta por hombres de bien al gobierno de un solo hombre. Después resume el porqué se fue pasando de unos sistemas políticos a otros. En un principio, las ciudades, que eran pequeñas, fueron gobernadas por un monarca, cuando crecieron en hombres virtuosos pasó el sistema ser Aristocracia, y al hacerse éstos peores se convirtió en Oligarquía, que dio pasó a la Tiranía. El poder se reducía lo que hizo al pueblo fuerte y surgió la Democracia. Por último, Aristóteles opina que la monarquía no ha de ser hereditaria y que el monarca se debe rodear de una guardia que haga respetar las leyes.

Pasa después el filósofo de Macedonia a hablar de la monarquía absoluta, que no depende del sistema político porque se refiere más a un líder de la administración que puede haber en diversos sistemas. Dice que en una ciudad entre iguales, no puede haber un monarca con soberanía sobre todos los ciudadanos y cosas. Es preferible que gobierne uno por turnos o mejor, que gobiernen varios. Gobierne uno o varios, tienen que ser guardianes de la ley y nunca podrán estar por encima de las leyes consuetudinarias. La ley es razón, sin parcialidad emotiva, y equilibrio.

Al final del libro tercero, y como resumen, Aristóteles vuelve sobre el tema de los tres tipos puros de gobierno diciendo que “está dispuesto a la monarquía el pueblo aquel que de modo natural produce una familia que sobresale por su excelencia en el caudillaje político. Es apto para el gobierno aristocrático el pueblo que de modo natural produce una multitud de ciudadanos susceptible de ser gobernada por un gobierno que por su excelencia está destinado a la dirección del poder político. Es un pueblo republicano aquel en que de modo natural se produce una multitud de temperamento guerrero capaz de obedecer y gobernar conforme a la ley, que reparte las magistraturas entre los bien dotados de acuerdo con sus méritos.”